Cuando se le pregunta a Pepe quien es,
simplemente responde: "Pepe Imaz"

Acostumbramos a presentar a la gente por sus logros y sus posesiones, en opinión de Pepe, las personas son Seres humanos, algo excelso ni comparable ni "etiquetable" pero si con potencial de evolucionar como Ser.

Así que cuando se describe a sí mismo, explica que es claramente un ser humano imperfecto con el deseo de evolucionar y crecer cada día y poder compartirlo con los demás.

Es comprensible que a la gente le gustaría saber un poco más sobre la vida de Pepe con respecto al tenis. Por eso sepamos un poco sobre la vida de Pepe en relación al tenis. 

Pepe comenzó con 4 años a jugar en la pista de tenis en su casa. A partir de este momento, rápidamente comenzó a mostrar un gran protagonismo y rápidamente se convirtió en el mejor en su región (La Rioja). Por lo tanto, con 10 años se fue de casa para ir a una academia de entrenamiento en Barcelona.

En ese momento, el tenis ocupa la prioridad en su vida y lo único que quería era ser un campeón.

Empezó a percibir que debido al tenis, acaparaba mas atención de lo normal (y eso lógicamente le encantaba) y si ademas ganaba la atención hacia el (de su entorno social y familiar) se multiplicaba. Consiguió varios títulos de campeón de España en diferentes categorías tanto a nivel individual como en dobles.

Pero cuando se acercaba a los 17/18 años y sus expectativas creadas en su niñez no se cumplían, un sentimiento de fracaso y desprecio hacia el mismo crece en él.

Sin ser consciente se empezó a maltratarse y hacerse daño a través de la comida
(fue bulímico). Por algo que el cataloga de mágico y divino, fue consciente y acepto que estaba enfermo (cosa que es lo último que acepta un enfermo, ya sea bulímico, alcoholico, drogadicto…)

Pepe comenzó a buscar ayuda psicológica y a leer libros de psicología, pero su problema no dejaba de crecer y su desprecio y auto exigencia era cada vez mayor. Sólo cuando empezó a leer sobre crecimiento personal (auto-ayuda) empezó a entender lo que le estaba sucediendo:

Simplemente,
no se amaba a si mismo.

A partir de entonces Pepe comenzó a trabajar en amarse a sí mismo más y pronto comenzó a sentirse mucho mejor y su tenis paralelamente también. Ya no era su prioridad ganar, sino simplemente disfrutar de lo que realmente le encantaba hacer; jugar al tenis.

Al cabo de 2 años, su tenis y su ranking se elevaron rápidamente. Pero cumplidos los 23 anos sintió algo dentro de el que le hacia sentir que no quería jugar más al tenis. Y fue entonces cuando decidió dejar el tenis.

Estuvo un año aproximadamente que lo único que hacia era leer sobre el ser humano intentando entenderse más y más a sí mismo y al resto de personas.

Después de ese año recibió algunas propuestas para empezar a entrenar a algunos chicos. Eran chicos con problemas muy graves y sobre todo con mucha falta de amarse y respetarse a ellos mismos. Y fue así como empezó su nueva etapa de entrenador.

Pero entretanto emergió de su interior otro gran problema, el abrirse al amor de pareja. Durante dos años sufrió muchísimo debido a eso, su incapacidad de abrirse para amar y dejarse amar en pareja.

Con todo el conocimiento que había recibido a través de los libros de autoayuda y de los de la carrera de psicología que también leyó, ademas de la ayuda de una psicóloga maravillosa. El sabía perfectamente que es lo que le sucedía y a que se debía, pero no era capaz de liberarse de ese miedo atroz a abrirse con otra persona de nuevo, fueron dos años de mucho sufrimiento.

Fue entonces cuando llego a él la espiritualidad y el mundo de las energías a través de una señora divina de origen libanés (Siham). La cual le abrió la puerta al camino del AMOR y la espiritualidad. Desde entonces sigue trabajando su persona y Ser. Además de trabajar con personas con problemas emocionales que requieren de su ayuda. 

Hoy Pepe entrena a un grupo de jugadores que desean competir a nivel profesional, compartiendo con ellos tanto sus conocimientos de tenis y el crecimiento emocional que le ayudó mucho y lo necesario que es a la vez en el tenis y en cada área de la vida.

Además de su entrenamiento de tenis, Pepe hace conferencias y charlas tituladas "Amor & Paz' en todo el territorio nacional e internacional, y trabaja a nivel emocional con los jugadores de la ATP y WTA Tour, jugadores del mundo del golf, del fútbol... y también con personas de cualquier actividad fuera del deporte. Hoy Pepe entrena a un grupo de jugadores que desean competir a nivel profesional, compartiendo con ellos conocimientos de tenis y emocionales.

team+photo.jpg